Cuidado con creer en el libro "EL SECRETO", veamos que enseña la Biblia.

viernes, 19 de agosto de 2011

¿QUE PASA DESPUES QUE MORIMOS? - Investigacion Teologica 1

INVESTIGACION 1

¿QUÉ PASA DESPUÉS QUE MORIMOS?


INTRODUCCIÓN

Lo que muchos Pastores y Mestros en Teologia no se animan a contar, porque de hacerlo cambiaria radicalmente su enseñanza tradicional sobre este tema, gracias a Dios que existen teologos responsables con estudios en Universidades de Duke, Oxford y Harvard con Doctorados en la Universidad de Drew, que enseñan y dan asesoria teologica a diferentes congregaciones a nivel mundial. 

Los animo y si es necesario les ruego que investiguen ustedes mismos con ayuda de libros de teologia, diferentes versiones biblicas o la Biblia Interlineal y un Diccionario Teologico, con la finalidad de que comprueben esta verdad biblica que lamentablemente (y desconozco el porque) las iglesias no lo enseñan correctamente.

Es tiempo de decir la verdad con mucho respeto y amor, no se trata de que iglesia lo diga, se trata de la verdad contenida en la BIBLIA y que siempre estuvo ahi, por muchos siglos hemos transmitido lo que se nos ha enseñado pero nunca hemos investigado y comprobado lo que se nos enseña. En este articulo les daré el material suficiente en un lenguaje sencillo para que puedan hacer sus debates sin perder el respeto y amor entre hermanos. Mas adelante daré mas materiales con diferentes temas para que puedan investigar y aprender. Hoy empezaremos con el tema "Que pasa despues de la muerte":

Juan 18:37-38 / Dios Habla Hoy (DHH)

37 Le preguntó entonces Pilato:
—¿Así que tú eres rey?
Jesús le contestó:
—Tú lo has dicho: soy rey. Yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad. Y todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan.
38 Pilato le dijo:
—¿Y qué es la verdad?

EL RICO Y LAZARO (La Pelicula)


(Investigación Teologica)
“¿Qué pasa después que morimos?”  
Comúnmente oímos  muchas preguntas sobre este tema:
  • ·         ¿Qué pasa en ese instante en que morimos?
  • ·         ¿Hay una segunda oportunidad después de la muerte?
  • ·         ¿Acaso vamos directo al cielo después que  morimos?
  • ·         ¿Será cierto que el familiar que acaba de morir nos está viendo, escuchando y que nos habla en sueños?
  • ·         ¿Está la gente consciente cuando muere?
  • ·         Después de muertos ¿estamos conscientes de lo que pasa en la tierra?
  • ·         ¿Nuestra alma duerme después de muerto?
  • ·         Otros piensan que nos volvemos ángeles
  • ·         Otros creen en fantasmas  ¿has visto presencias raras? ¿qué es eso?
¿Qué enseña realmente la Biblia sobre este tema? Actualmente hay diversas enseñanzas, no hay una uniformidad al respecto. Una aclaración previa. Al leer una biblia, leemos una versión del  texto original (copia traducida a nuestro idioma), y como tal, podría tener errores y por ello  existen las “revisiones” (correcciones de traducción). Debido a ello, cuando estudiamos la Biblia es saludable leer un tema en varias versiones, claro que tener el texto original de la Biblia sería mucho mejor para entender el sentido real de las palabras plasmadas originalmente en los textos bíblicos. 
Esta  parte la he preparado, considerando los aportes de otros  hermanos con estudios de teología avanzados. La idea es volver a las enseñanzas básicas sobre este tema en las escrituras, la misma que puede ser verificada por cualquier cristiano con estudios teológicos avanzados.
Empecemos por el caso del ladrón arrepentido en la cruz:
Pero el otro reprendió a su compañero, diciéndole:
—¿No tienes temor de Dios, tú que estás bajo el mismo castigo? Nosotros estamos sufriendo con toda razón, porque estamos  pagando el justo castigo
de lo que hemos hecho; pero este hombre 
no hizo nada malo.
Luego añadió:
—Jesús, acuérdate de mí cuando comiences a reinar. Jesús le contestó:
—Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”.
Lucas 23:40-43.
Las últimas palabras dichas por  Jesús no se refieren al Cielo, sino al “Paraíso”. Pero supongamos por un momento que fuese cierto, que Jesús si se refería al Cielo, entonces cómo podemos explicar la escritura de Juan 20 cuando Jesús le dijo a María Magdalena, el domingo que resucitó:
“Jesús le dijo:
—No me retengas, porque todavía no he ido a reunirme con mi Padre. Pero ve y di a mis hermanos que voy a reunirme con el que es mi Padre y Padre de ustedes, mi Dios y Dios de ustedes”.
Juan 20:17
En este pasaje bíblico, Jesús le dijo a María Magdalena que aún no se reunía con el Padre. Recordemos que el día que Jesús decía estas palabras era el día en que había resucitado, sin embargo, el diálogo anterior con el  ladrón fue el viernes. Eso quiere decir que el viernes que murió en la cruz, Jesús no había ido al cielo y tampoco el domingo, entonces ¿A dónde fue ese fin de semana?. Jesús fue a otro lugar y es lo que está dando a entender en la escritura anterior. Queda claro entonces que Jesús no fue al cielo ese fin de semana.
Volvamos nuevamente a las palabras de Jesús hacia el ladrón arrepentido y tomemos esas mismas palabras de Jesús como punto de partida:
“Jesús le contestó:
—Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”.
Ese día, el ladrón estaría con Jesús en el Paraíso, no hay contradicción en las dos escrituras mencionadas anteriormente (Lucas 23:40-43 y Juan 20:17), si fue cierto que Jesús estuvo en el Paraíso con el ladrón, entonces la pregunta clave aquí es:
¿El Paraíso no es lo mismo que el Cielo?
¿Qué es el Paraíso?
Ahora ya hemos llegado al primer punto, pero antes de responder a la pregunta sobre el paraíso debemos entender primero conceptos básicos sobre algunas palabras originales de las Escrituras y su significado. Dejemos por  un momento nuestra versión Bíblica y vayamos a los textos originales en hebreo y griego.
Empecemos por conocer tres palabras, SEOL (Hebreo), HADES (Griego) y GEHENNA (Transliteración del Hebreo al Griego).
1)    SEOL: Hebreo “Sheol”, nombre que se daba a la región o morada de los muertos y que se sugiere a lo profundo de la tierra, por lo cual en algunos pasajes es también sinónimo de sepulcro. La palabra “SEOL”, (aparece en la Biblia de las Américas, en Reina Valera, y sólo en algunas) aparece  67 veces. Como ejemplo, en Génesis 37:35  Cuando Jacob, hablaba de la supuesta muerte de José, todas sus hijas y todos sus hijos vinieron a consolarlo, pero Jacob rehusó a ser consolado y dijo:
“Ciertamente enlutado bajaré al SEOL por causa de mi hijo”
Jacob no estaba diciendo que iría al infierno, no creeríamos eso, ya que Jacob fue un hombre recto, pero lo que estaba diciendo es que iría al SEOL, esa era la manera hebrea para decir al lugar donde van los muertos. A partir del nuevo testamento los hebreos piden que se traduzca las Escrituras Bíblicas del hebreo al idioma griego, y esta petición fue atendida, sin embargo los que estaban traduciendo las Escrituras Bíblicas al griego, se preguntaban ¿cuál palabra sería la mejor para traducir “Seol”, palabra que es un nombre propio, y por lo tanto no tiene traducción, y que es el lugar al que iban los muertos?. Finalmente escogieron la palabra “Hades” que es una palabra griega y en la  mitología era el lugar donde van los muertos, y curiosamente es la misma palabra que usa Jesús en el nuevo testamento para referirse a ese lugar.  Entonces la palabra Hades, es la palabra que los traductores de la Septuaginta (LXX – 250 A.C.) encontraron como equivalente en el idioma Griego de “Seol”.
2)    HADES: Vocablo griego que designa la morada o región de los muertos, y que equivale al “Seol” en hebreo. Cuando una persona muere, va al “HADES”,  donde espera allí  el regreso de Jesús, es decir, la resurrección de los muertos que ocurrirá el día del juicio final. Entonces ahora podemos entender que cuando alguien muere “no” va directo al cielo o al infierno ya que esa no fue la doctrina original. Ahora bien, un  primer cambio ocurrió en el catolicismo en los años 400 d.c. cuando se introduce la idea del “Purgatorio”. Esta  doctrina  se fue desarrollando paulatinamente desde Tertuliano de Cartago Siglo III y se define como dogma católico en el concilio de Florencia en años 1431 a 1445 (otras fuentes históricas mencionan que duró hasta 1439). Hasta esa fecha se dejó en suspenso el debate y la resolución de este asunto. La mayor parte de la oposición al catolicismo se generó en el protestantismo, y se debió al rechazo de la doctrina del purgatorio. Sin embargo el movimiento protestante, encabezado por Martin Lutero, sostuvo que cuando uno muere no va al purgatorio (correcto) y que cuando morimos vamos directo al Cielo o al infierno (incorrecto). Esto explica entonces la idea que aún hoy tenemos la gran mayoría de personas que cuando morimos creemos que vamos directamente al cielo, es una idea que viene por el Protestantismo, pero originalmente no es así como lo explica la Biblia.
El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados cada uno según sus obras. La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego.
Esta es la muerte segunda. El que no se halló inscrito en
el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego”
Apocalipsis 20:13-15 (Versión Reina Valera 1995- Edición de estudio)
(Otras escrituras que en su texto original se usa la palabra “Hades” y que algunas versiones Bíblicas no la usan: Mateo 16:18, Lc 10:15, Lc 16:23, Hch 2.27, 31; Ap 1.18, 6:8, 20:13-14).
Si llegáramos a pensar que el Hades es el equivalente a infierno, pues no tendría sentido que el infierno sea arrojado al infierno, según la escritura de Apocalipsis 20.
3)    GEHENNA: Hay otra palabra también muy interesante y que en Griego se la conoce como “GEHENNA”, (en otras versiones dice Geenna) derivación del nombre hebreo “Ge-hinom”. Es una palabra que tal vez ya la hayan visto en alguna Biblia pero en versiones antiguas, por ejemplo:
“Pero teman a aquel que es capaz de destruir alma y cuerpo en el Gehenna”,
Mateo 10:28
Sin embargo, la versión Bíblica Dios Habla Hoy lo describe con la palabra infierno. El Gehenna es la palabra que estaba usando Cristo. Gehenna era un valle que se llamaba “el valle del hijo de Hinom”, estaba cerca a Jerusalén donde en un tiempo anterior los israelitas paganos hacían culto al dios Moloc, un ángel caído reconocido como dios del fuego al que se inmolaban víctimas humanas, principalmente niños. En Israel también se le dio culto, mataban niños en nombre del dios Moloc, y todo el valle estaba lleno de cuerpos, cadáveres de los que habían sacrificado (2 Reyes 23:10). Ya en el primer siglo A.C., los profetas lo veían como  símbolo del futuro infierno.
En la época de Jesús este lugar se utilizaba como depósito de basura, se quemaban los animales muertos y otros desechos, por lo cual salía constantemente de ese lugar humo de día y noche. Esto hizo que con el tiempo se usara en un lenguaje figurado como equivalente a infierno. Finalmente Jesús se refería a manera ilustrativa a ese valle y a lo que pasaba ahí, como lo que iba a ser un día el castigo final para las personas que estaban lejos de Dios. En esta Escritura de Mateo 10:28 simplemente debe decir Gehenna. La palabra infierno como tal no existe.
Lo que sucede es que tanto la palabra hebrea Seol como en la griega Hades, daban la idea de un lugar debajo de la tierra. Entonces en principio se acuñó la palabra infierno que viene del latín infernum (inferi, inferior) y que denota un lugar inferior o abajo. Después se tomó ya un sentido más teológico como el lugar donde se sufre eternamente.
Muchas Biblias tuvieron algunos errores de traducción, como las sigue habiendo hoy en día, por ejemplo utilizan la palabra SEOL, HADES Y GEHENNA como una sola palabra y  tradujeron las tres palabras como INFIERNO, sin embargo las dos primeras (Seol y Hades) no son equivalentes a infierno, ya que Seol y Hades se refieren al mismo lugar. Pero el Gehenna sí se puede entender como infierno. Jacob dijo, “me voy al Seol” con esto no quiso decir que se iba al infierno, lo que estaba diciendo era que se iba a morir y que iba a ir al lugar donde van los muertos, y ese lugar se llama Seol.
4)    TARTARO: También aparece en la Biblia (en su texto original), sólo  una vez en el nuevo testamento. En nuestra versión Bíblica dice “infierno”
     “Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los dejó en tinieblas, encadenados y guardados para el juicio”
 2 Pedro 2:4
Esto es, lamentablemente, un error de traducción, pero si vamos al Griego original la traducción literal dice: “…y los arrojó al TARTARO” . Esto quiere decir que aquellos muertos están esperando en ese lugar el juicio final, mientras sufren castigo y tormento en el Tártaro y que no debe ser confundido con infierno. Aprendemos entonces que el Tártaros es un lugar intermedio o antesala al infierno para aquellos que se revelaron contra Dios. (Leer también Lucas 16:23-24). La palabra Tártaro, es el lugar más profundo del Hades según la mitología griega y que Pablo utilizó para hablar del lugar en donde Dios mando a los ángeles que se revelaron.
Veamos cómo se escribe en el Griego de la época del Nuevo Testamento. El griego “koiné” es una lengua ya extinta con que se escribió el Nuevo Testamento, es muy diferente al griego clásico con el que se escribió por ejemplo “La Odisea o la Ilíada”. El koiné era el griego del pueblo como se lo conocía en la época del cristianismo primitivo. Según el koiné, la palabra TARTAROS  se ve de la siguiente manera:
Εἰ γὰρ ὁ θεὸς ἀγγέλων ἁμαρτησάντων οὐκ ἐφείσατο, ἀλλὰ σειραῖς ζόφου ταρταρώσας παρέδωκεν εἰς κρίσιν τηρουμένους,
2 Pedro 2:4
Ahora bien, si leyéramos griego Koiné, sonaría como la escritura siguiente. (Esta no es una pronunciación tentativa  si lo leemos en español, es como sonaría si habláramos griego koiné).
ei  gar  ho  theos  aggelon  amartesanton  ouk  efeisato,  alla  seirais  zofou  (tartarosas)  paredoken  eis  krisin  teroumenous”
2 Pedro 2:4

Esta es una conjugación de la palabra Tártaro, es por esta razón que mencionamos esta palabra
5)    PARADAEISOS: En el mismo Hades existe otro lugar de recompensa, y ese lugar es el “PARAISO” o“Jardín”, que en su texto original es “PARADAEISOS”. Es un lugar de recompensa,  donde esperan los salvos, conscientes y felices, el día del Juicio para recién entrar al Cielo con Dios. Este es el tercer cielo del que habla Pablo. Para los cristianos primitivos el Paraíso era la antesala al Cielo, era un lugar temporal en donde después del regreso de Jesús, van a pasar a un mejor destino, que es el Cielo.
Si por alguna razón amigo lector no tuvieses un hermano cercano con estudios avanzados en teología puedes recurrir al “Compubiblia” (una gran herramienta moderna de consulta). Ahí podemos encontrar que la palabra “paraíso” sólo aparece tres veces en el Nuevo Testamento (Lc. 23.43; 2 Co. 12.3; Ap. 2.7). También podemos encontrar en diccionarios teológicos que la palabra “paraíso” es utilizada por el mismo Jesús refiriéndose al lugar donde las almas de los justos van en el momento que fallecen. (Diccionario Freddy / Nuevo Diccionario Bíblico Certeza / Diccionario según la Biblia de Jerusalén / Diccionario Nelson / Compubiblia). Sin embargo, el único lugar en que se emplea la palabra paraíso en un sentido más escatológico (se refiere a que no se limita al destino del individuo sino que se refiere a la consumación de toda la historia del mundo) es en  Apocalipsis 2:7. Allí es  un regalo al que venciere,  como si un gran paraíso final viniese de Dios. La idea de un mundo venidero se puede ver claramente en los últimos capítulos del Apocalipsis, como descripción del paraíso final y futuro de Dios para todo su pueblo, la morada celestial de Dios y el fin del cumplimiento definitivo de sus propósitos para la creación.
Regresando nuevamente al concepto inicial sobre el “paraíso” temporal de los justos, un punto importante para recordar, es que el “paraíso” no debe confundirse con “Purgatorio” ya que el purgatorio no existe, no hay ninguna escritura bíblica que sustente esa idea de purgatorio, cuando uno muere no hay segundas oportunidades, no hay reencarnaciones, en conclusión, no hay purgatorio. (Lucas 16:27-31)
Entendiendo ahora bien los conceptos básicos y reales, ahora sí podemos entender la siguiente escritura de Pablo y que muchos cristianos no lo entendían ya que sólo se basaban en una versión Bíblica (traducción) y no en el texto original. La escritura en mención es la siguiente:
Nada gana uno con gloriarse de sí mismo. Sin embargo, tengo que hablar de las visiones y revelaciones que he recibido del Señor. Conozco a un seguidor de Cristo, que hace catorce años fue llevado al tercer cielo. No sé si fue llevado en cuerpo o en espíritu; Dios lo sabe. Pero sé que ese hombre (si en cuerpo o en espíritu, no lo sé, solo Dios lo sabe) fue llevado al paraíso, donde oyó palabras tan secretas que a ningún hombre se le permite pronunciarlas”
2 Corintios 12:1-5
El Paraíso es el tercer cielo, a donde van los hombres y mujeres de Dios, lugar  donde los salvos esperan felices y conscientes el juicio de Dios, a esto se refería Pablo en sus escritos de Corintios. Ahora, no se trata de crear una nueva doctrina distinta a la escrita originalmente en la Biblia sino el tomar conciencia de lo que nos espera después de morir. Se trata únicamente de poder ir a las escrituras originales para asegurar nuestra enseñanza. 
Ahora sí podemos tener una visión más clara de lo que las escrituras nos cuentan:
 “para que, ante ese nombre concedido a Jesús,
doblen todos las rodillas
en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra
Filipenses 2:10 (Versión Dios habla hoy - La Biblia de Estudio)
Según la visión que nos muestra las Escrituras esto aún continúa en nuestros tiempos y se ve de la siguiente manera:
    
“¡El que tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias!
A los que salgan vencedores les daré a comer del árbol de la vida,
que está en el paraíso de Dios”.
Apocalipsis 2:7
El único lugar en que se emplea paraíso en sentido escatológico es en Ap. 2.7
Aquí se puede tener dos hipótesis al respecto y es que Apocalipsis 2:7 se refiere a la consumación de lo que será el paraíso venidero al final como también puede ser que se refiere al mismo paraíso que se encuentra en el Hades. El tema es que el árbol de la vida es mencionado como una realidad en el final y que todos sus fieles podrán comer de ese árbol en el día ultimo..
La promesa proviene de Cristo, de que dará el paraíso como regalo al que venciere. El paraíso actual vendrá en toda su gloria con la consumación final. La idea de un huerto de Dios en el mundo venidero se destaca nítidamente en los últimos capítulos de Apocalipsis. Los símbolos del árbol de la vida, del agua de vida, y de las doce clases de frutos son todos testimonios de la gloria del paraíso futuro (Ap. 22).
Según se puede apreciar del nuevo testamento, queda claro el pensamiento de los cristianos primitivos que  entendían al  “Paraíso” como antesala del CIELO. La parábola del rico y lázaro es una descripción del lugar donde se encontraban y ese lugar es en el Hades.
Otro texto clave es la Escritura de Hechos 2:23-34 en Reina Valera y que dice así:
““a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándolo. Y Dios lo levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuera retenido por ella, pues David dice de él: »“Veía al Señor siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido.
Por lo cual mi corazón se alegró y se gozó mi lengua, y aun mi carne descansará en esperanza, porque no dejarás mi alma en el Hades ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Me hiciste conocer los caminos de la vida; me llenarás de gozo con tu presencia”. »Hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. 30Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia en cuanto a la carne levantaría al Cristo para que se sentara en su trono, 31viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades ni su carne vio corrupción. 32A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 33Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. 34David no subió a los cielos, pero él mismo dice: »“Dijo el Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi diestra”
Hechos 2:23-34  (Versión Reina Valera 1995- Edición de estudio)
Esta es una escritura profética que se refería a Jesús, quien estuvo en el Hades el mismo viernes, sábado y luego el domingo resucitó para ascender al Cielo. Algunos predicadores afirman que Jesús fue al infierno después de la cruz, esa es una afirmación equivocada ya que la escritura que acabamos de leer nos indica que Jesús estuvo en el Hades, eso quiere decir que Jesús no pisó el infierno. Jesús fue el único que bajo y subió al cielo y está actualmente con el Padre.
Nadie subió al cielo sino el que descendió del cielo,
el Hijo del hombre, que está en el cielo”.
Juan 3:13
Si nadie subió al Cielo todavía, entonces ¿dónde está Elías, Eliseo, Moisés, Jacob, Abraham, David, Isaías, Pablo y los demás cristianos? ¿no están en el cielo?, pues la respuesta ya la estamos entendiendo, ellos están en el lugar intermedio, eso es el PARAISO. Nadie ha entrado al cielo todavía, sólo Jesús. El ingreso de todos los justos al Cielo será en el final, en el día del Juicio de Dios.
Por eso Jesús en Juan 14 dijo que iba a preparar un lugar para nosotros y luego vendrá otra vez para llevarnos con Él. Ese lugar es el Cielo y ahora podemos entender que ningún hombre, ni mujer ha entrado allí todavía.
“No se angustien ustedes. Crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir; si no fuera así, yo no les hubiera dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de irme y de prepararles un lugar, vendré otra vez para llevarlos conmigo, para que ustedes estén en el mismo
 lugar en donde yo voy a estar”.
Juan 14.1-3
Después de la segunda venida de Jesús, la imagen quedaría compuesta de la siguiente manera:
Los justos que caminaron por la voluntad de Dios tendrán su morada en el reino de Dios y vivirán con Cristo por la eternidad.
Sin embargo a los que se revelaron contra Dios, sucederán  como dicen las Escrituras:
“..La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. El que no se halló inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de  fuego”
Apocalipsis 20:13-15 (versión Reina Valera 1995- Edición de estudio)
“…Váyanse al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles”
Mateo 25:41 (versión Dios habla hoy)
CONCLUSIONES FINALES:  
Cabe aclarar que ningún suicida entrará en el reino de los Cielos ya que su vida le pertenece a Dios y sólo Él tiene el derecho de quitarla (1 Corintios 6:19-20). Por ello, un suicida estaría cometiendo “asesinato” contra sí mismo, lo que es condenable ante Dios (Apocalipsis 21:8 / 1 Corintios 3:16-17). Menciono esto porque existen personas que por amor al ser amado han preferido quitarse la vida para reencontrarse en el más allá con dicha persona sin comprender que esta decisión lamentablemente es equivocada y condenable.
Según se puede entender en la doctrina primitiva del nuevo testamento, nadie ha entrado en el cielo ni en el infierno, Jesús es el único que bajó al Hades y ahora está en el Cielo. Esto nos ayuda a entender bien las Escrituras y a darles su verdadero sentido. Ahora entendemos que el Hades no es el infierno, porque si fuese el infierno, no tendría sentido arrojar el infierno al infierno según Apocalipsis 20.
El Paraíso es el lugar en donde esperan los salvos el juicio de Dios, de una manera consciente (y no durmiendo) felices. Sólo después del Juicio de Dios entrarán en el Cielo por la eternidad. Es el tercer cielo del que habló Pablo ya que es el que más encaja en la armonía de las escrituras (tanto el Tártaro, como el Gehenna no son considerados cielos). 
El Tártaro es el lugar en donde esperan los condenados. En este lugar el castigo ya empieza antes del juicio final para todos aquellos que se revelaron contra Dios, pero todavía no han sido arrojados al Gehenna (o infierno como lo podemos entender).
Todos los muertos van al “Hades” en donde se encuentra el Paraíso y el Tártaro, no andan vagando por el mundo como fantasmas, según creen algunas personas ya que el diablo usa sus recursos espirituales para engañarnos y hacer que creamos en fantasmas o cosas parecidas.
Ahora bien, existen algunas escrituras que nos pueden llevar a confusión si las tomamos literalmente, por ejemplo, el Salmo 13:3. (Recordemos que los salmos son poéticos y no literales). Otro ejemplo es cuando Pablo menciona la palabra “dormir” refiriéndose a los muertos  (1 Corintios 11:30 versión Reina Valera 1909 y 1960), lo cual es una manera de decir que la persona ya partió de este mundo, por eso los muestra como dormidos físicamente. Escrituras como esa también las tenemos en: Isaías 26:19 (DH);  Daniel 12:2  (DH); 1 Tesalonicenses 4:13  (RV 1909); 1 Corintios 15:1 (RV 1960). En otras palabras, “dormir” es sólo una manera  figurativa de decir que están muertos, no es una palabra que describe. No significa necesariamente que están inconscientes como uno lo está cuando duerme. Ellos se fijaban más en lo que se veía. Una persona muerta a simple vista parece dormida. Eso era lo único que querían dar a entender. Dormir no es una palabra acá teológica, sólo descriptiva de lo físico.
Otro ejemplo  está la escritura del ladrón arrepentido, Jesús no dijo que:
“hoy estarás conmigo en el Paraíso, pero como vas a estar dormido
no lo sabrás y no te vas a dar cuenta…”. (Añadido por el autor)
Jesús no le dice eso, sino que le dice que estarían en el Paraíso, eso quiere decir que el ladrón arrepentido iba a estar consciente en el lugar donde Jesús lo iba a llevar. 
Lo mismo sucede con la escritura de Eclesiastés 9:10 en donde dice que “en el sepulcro no se piensa nada”. Esto nos puede llevar a pensar que en el sepulcro uno está en inconsciencia, pero no es así. Recordemos que Salomón escribió el libro de Eclesiastés en un estado depresivo, porque se había alejado de Dios y no se encontraba bien y critica el sentido de la vida del hombre sin Dios. Pero no se debe tomar literalmente este versículo (una aclaración sobre el libro de Eclesiastés: El escritor habla como si fuese Salomón pero en ninguna parte se menciona su nombre. Sin embargo el estilo hebreo es posterior a la época de Salomón, es probable que un escritor posterior puede haber dado forma al texto sobre la vida expresado por Salomón).
Un último punto a mencionar es sobre la aparición del profeta Samuel frente a Saúl (1 Samuel 28:3-19), donde  una adivina supuestamente trae a Samuel del Hades. Según esta escritura podríamos pensar que del Hades si se pude llegar a salir y conectarse con el mundo terrenal, pero debemos tener cuidado pues es la única escritura que  menciona un caso así. Ahora les doy mi punto de vista respecto a esta escritura y es que el Diablo se puede disfrazar de ángel de luz y engañarnos, recuerden que en el versículo 6 Dios no le quiso hablar a Saúl ¿Por qué sí lo haría esta vez con una adivina?, recuerden también esta otra escritura de Deuteronomio 18:11-12, donde Dios dice que a Él le repugnan estos actos de invocar a los muertos, también vean esta otra escritura (1 Crónicas 10:13-14).
Nosotros como hombres y mujeres de Dios, debemos vivir en justicia y rectitud. Tenemos un Dios extraordinario que sólo quiere lo mejor para nuestras vidas, y lo mejor es que vivamos con “Él” por la eternidad. Siéntete dichoso que Dios aún te concede la vida, aún puedes hacer cambios en tú vida, cambios que agradaran a Dios y mejoraran el enfoque de tu existencia. Haz que tu vida sea un servicio para Dios en este mundo,  donde aún hay tantas almas perdidas que necesitan de guerreros que tengan celo por su Rey. Tú eres uno de ellos, sólo levántate, ríndete a Dios y permítele hacer los cambios que tengas que hacer en tu vida.
Es muy importante que aseguremos nuestra enseñanza ya que todos de alguna manera nos vemos involucrados con este tema. Como indiqué antes, no se trata de crear una nueva doctrina en las iglesias, excepto de la doctrina original que ya existe y está contenida en las escrituras originales. Sólo así podremos liberarnos de todo prejuicio, toda duda y todo misterio que nos envuelve y no nos deja ir por el camino correcto hacia nuestro Dios. Cada promesa que Dios hizo, asegúrate que esté contenida en sus Escrituras.
“Jesús les dijo a los judíos que habían creído en él:
 - Si ustedes se mantienen fieles a mi palabra, serán de veras mis discípulos; conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”
Juan 8:31-32
_____________________________________________________

25 comentarios:

  1. que pasa entonces con lo que vemos en Efesios 4.8

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ese pasaje (EF 4:8)se refiere a cd Jesus ya asciende al cielo,en hechos 1,y viene luego ,hacia el cap 2,el ESPIRITU SANTO Y DA LOS DONES,A LOS SALVOS.

      Eliminar
  2. Todo muy bien. Perooo!! LA pregunta es, por que si el hades es un lugar bueno la biblia dice que es arrojado al lago de fuego??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO SÉ SI NO LEISTE TODO PERO NO DIJO QUE ERA UN LUGAR BUENO, ES UN LUGEAR NEUTRAL POR ASI DECIRLO, DONDE VAMOS TODAS SLAS PERSONAS DESPUES DE MORIR Y EN EL HADES ESTA EL PARAISO Y EL TARTARO DONDE EL PARAISO ES DONDE VAN LOS FIELES A DIOS Y AL TARATRO LOS INFIELESS. ESPERO HABERME EXPLICADO

      Eliminar
  3. muy bien explicado hno solo difiero con lo de samuel olvidastes la soberania divina ay otros puntos de vistas respecto a este evento

    ResponderEliminar
  4. muy bien explicado hno solo difiero con lo de samuel olvidastes la soberania divina ay otros puntos de vistas respecto a este evento

    ResponderEliminar
  5. Por favor!!! Explique porque el hades es arrojado al lago de fuego?? Le agradeceré eternamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL POR QUE,VICKY,SOLO EL POR QUE,QUE SE NOS DA EN LA ESCRITURA.SOLO PORQUE DIOS LO DICE,Y A EL LE PLUGO ,Y LE PLACE ASI,Y DETERMINÒ ASI,EN SU SEÑORÌO Y OMNIPOTENCIA.ESE ES TODO EL POR QUÈ!

      Eliminar
    2. SOLO PORQUE EL SEÑOR LO DICTAMINÒ ASI,EN AP 20:13-15)

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas tardes, en lo que se puede entender el hades es arrojado al infierno después del Juício, ya que en ese punto del proceso el hades ya no tiene propósito en los salvos, pues los salvos van con el Señor para siempre, en el hades solo quedarían los que no se hallan inscritos en el libro de la vida del cordero.
    Saludos.
    Nota: No es mi Teología, es sólo una aportación y punto de vista de lo que el autor de esta interpretación nos ha dado...

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, aunque lo del suicidio no lo comparto. Jesús murió por todos los pecados, porque no incluiría éste. No estoy haciendo apología, para nada, pero no hay que crear falsas doctrinas. En ninguna parte de la Biblia dice que el suicidio sea el pecado imperdonable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gálatas 5:19-21Reina-Valera 1960 (RVR1960)

      19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

      20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

      21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

      Eliminar
    2. En la teologia protestante no hay una cooperacion del hombre con su salvacion , la redención es un regalo y como tal puede ser rechazado, un suicida opta por rechazar esa redención, la cuál es posible pague por nuestros pecados pero el himbrevtiene libre albedrío y no todos los hombres deciden en cierta forma ser salvos.Aun asi la misericordia de Dios y sus designios son los que tienen la última palabra, aqui tambien puede entrar en juego la intercesión de otros por las almas pecadoras. Si bien hay pecados mortales que no permiten heredar el reyno de los cielos , estos pueden ser perdonados, mas sin embargo solo el que es en contra del Espiritu Santo ni en la otra vida es perdonable.

      Eliminar
  9. Tengo una DUDA, porque dice la biblia que ENOC fue llevado al cielo, si dice Jn.que el u iconos que subió al CIELO fuel el hijo del hombre. Espero respuesta

    ResponderEliminar
  10. TENGO UNA DUDA SI TODOS VAMOS AL SEOL O HADES CUANDO MORIMOS,PORQUE DICEN QUE EL PARAISO EL LUGAR TEMPORl A DONDE VAN LOS QUE MUEREN CON CRISTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL PARAISO ES LUINA PARTE DEL HADES,DONDE VAMOS LOS FIELES AL SEÑOR,Y LOS SALVOS,AL MORIR.LA OTRA PARTE DEL HADES ES EL TÀRTAROO,DE TORMENTO Y FUEGO,DONDE VAN LOS MUERTOS CONDENADOS,COMO EL RICO DE LUCAS 16.

      Eliminar
  11. TENGO UNA DUDA SI TODOS VAMOS AL SEOL O HADES CUANDO MORIMOS,PORQUE DICEN QUE EL PARAISO EL LUGAR TEMPORl A DONDE VAN LOS QUE MUEREN CON CRISTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL PARAISO ES UNA PARTE DEL HADES.EL HADES,ESTA DIVIDIDO EN 2 PARTES,PARAISO(DE CONSUELO)Y TARTAROO(DE TORMENTOY LLAMA,LUCAS 16:25),SEPARADAS POR UN ABISMOO PRECIPICIO(SIMA,CON "S",LUCAS 16:19-26!!-31).

      Eliminar
  12. ESTE ESTUDIO ESTA BASTANTE BUENO.BÌBLICAMENTE,PUEDE CALIFICARSELE CON UN7.50(N LA ESCALA DE 0 A 10).PEEERO,CUIDADOOO!!TIENE 3 MENTIRAS,ANTIBÌBLICAS:1)LA PRIMERA,CUANDO DEFINE "TARTAROO",CITA CORRECTAMENTE,UN PASAJE DEL APOSTOL PEDRO(2 P 2:4).Y7 LINEAS MAS ABAJO,SE CONTRADICE,ATRIBUYÈNDOLO A PABLO,AL CITADO PASAJE.2)LA SEGUNDA MENTIRA QUE DICE,Y Q ES MAS SERIA,Y QUE NO DEBEMOS CREER,ES LA AFIRMACIÒN DE QUE EL SALVO QUE SE SUICIDA,NO SE SALVA,ESTO ES,PIERDE LA SALVACION.NO EXISTE PASAJE QUE ASI LO AFIRME ,NI SUGIERA.EL AUTOR DEL ESTUDIO,LO ATRIBUYE SOLO A UN RAZONAMIENTO PREVERTIDO,DE EL MISMO.AL CONTRARIO,LA BIBOLIA TODA,DICE QUE "NINGUNA OTRA COSA CREADA,NOS PODRÀ SEPARAR DEL AMOR DE DIOS,QUE ES EN CRISTO JESUS,SEÑOR NUESTRO"(RM 8:39),Y TAMBIEN JESUS,"NAAADIE LAS ARREBATARÀ DE MI MANO(...)NI DE LA MANO DE MI PADRE".(JUAN 10:27-29),ETCÈTERA.Y POR ÙLTIMO,3)LA TERCERA,CD AFIRMA ,ARROJADAMENTE,QUEN CONTRA DEL MISMO TEXTO BIBLICO QUE CITA,QUE NO FUE SAMUEL ,SINO UN DEMONIO,QUIEN HABLO A SAUL.ESTO ES MENTIRA,PUES EL TEXTO BIBLICO,PALABRA SANTA DE DIOS,SIN MENTIRAS DICE CLARAMENTE,1ºRO DE SAMUEL 28:15,Y 16,"SAAA-MUEEEEEELL DIJO A SAUL...",Y TAMBIEN "SAMUEEEEEEL DIJO...".OTRA CONFIRMACION DE QUE ERA SAMUEL,FUE EL MENSAJE,QUE FUE VERDADERO,SI HUBIERA SIDO UN DEMONIO,HABRIA MENTIDO.LE DIJO(V 19),"MAÑANA ESTARÈIS AQUI,CONMIGO,TU Y TUS HIJOS...".PERO ,LA PALABRA DEL SEÑOR,ES CLARA.NO FUE UN DEMONIO.FUE SAMUEL,PORQUE DICE "SAMUEL DIJO"(VS 15 Y 16).NO DICE "UN DEMONIO DISFRAZADO DIE SAMUEL,DIJO",SINO QUE DICE "SAMUEEEEEEEL DIJO"(1º S 28:15-16)

    ResponderEliminar
  13. Gálatas 5:19-21Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

    20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

    21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. El homicidio es igual q el suicidio, la persona se esta asesinando asi misma, de igual forma en q momento se arrepentiria? X favor la palabra es clara y solo el Espiritu Santo es el q abre la mente y el corazon para entenderla!

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Si una persona comete suicidio,no está con Dios,porque quien tiene a Dios no hace tal agravio pues sabe que eso no agrada a Dios Y qué es algo que lo aleja de Él. Quién se deja arrastrar por el pecado no está con Dios

    ResponderEliminar
  16. El purgatorio no es una segunda oportunidad , ahi van los ya salvos pero en proceso de purificacion , es decir , alguien que cometio pecado , se arrepintio y fue perdonado , pasa por ese proceso purificatorio porque nada manchado puede estar en la presencia de Dios.Quienes han podido visitar el purgatorio , este tiene varios niveles según el pecado perdonado pero cuyas consecuencias deben ser limpiadas.

    ResponderEliminar